Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

nuevos senderos para tus pasos.


Busca nuevos senderos para tus pasos. Has las cosas diferentemente. Verifica cada paso tuyo, midiéndolo con tu corazón. Si el corazón se siente apretado y angustiado, trata algo diferente, busca nuevas sendas para tu caminar. Y no olvides también de oir tu razón, para evitar celos interiores. Da razón a tu razón. Experimenta guiarte por las experiencias de ancestros y de amigos. Experimenta seguir los libros. Busca nuevas sendas para tu caminar.

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida