Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

LA LUNA

Photobucket
Anoche mientras llegaba a casa, sentí tu mirada en el reflejo que la luna hacia sobre el cristal... entró siguiendo mis pasos, y estuvo frente a mi, en el sencillo sillón del estar... no era una mirada fugaz, quedaba en mi, más que el tiempo del café, más que el tiempo de pensarte.
Esa tu mirada tenía algo extraño No sé... tal vez mensajes de permanencias, de los misterios de estares lejos de mi y sublimes instantes cuando en presencia me regalas la mirada de tus ojos, casi negros inquietos, permanentes, parpadeantes...
Por un momento me quedé preso del instante y luego rescaté mi sonrisa amplia y frágil en la ocurrencia... mis dedos apenas se rozaron entre si y tuve la sensación de tener tu piel entre ellos.
Suavicé mis canas en la palma de mis manos y me recosté en mi cama solitaria y me entregue al recuerdo de nuestras horas apague la luz, rituales de todos los días, y entre mis sueños nuevamente descubrí tu mirada que me sigue como una luna.

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida