Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

El error de la mujer:



En el momento en que dios creaba a la mujer, el séptimo día ya había llegado y empezaba a trabajar horas extras. Entonces se le acerco un ángel y le dijo: ¿Por qué usas tanto tiempo en ella? Y Dios le respondió:

¿Has observado todos los efectos especiales de los que debo hacer uso para crear a la mujer?

Ella tiene que ser resistente, firme, moldeable, pero no estar hecha de plástico, debe tener mas 200 articulaciones extremadamente flexibles y debe funcionar bajo cualquier dieta, régimen o condición alimenticia. Su cuerpo debe estar dotado para dar vida a muchos hijos y cuidar de por lo menos cuatro al mismo tiempo. Debo asignarle la magia del beso curativo para sanar una rodilla rasmillada o reparar un corazón destrozado. Toda la carga del trabajo ha desarrollar por ella deberá hacerlo con solo dos manos.

El ángel se quedo sorprendido de tantas cualidades: Pero, ¿con solo dos manos?... eso es imposible ¿Y este es solo un modelo prototipo? ¡Esto es demasiado trabajo para solo un día!

Espera entonces hasta mañana cuando la tenga terminada, agrego Dios. Me estoy acercando a la perfección de mi ser preferido, el que esta más cerca de mi corazón. Ella será capaz de curarse a si misma si se enferma y podrá trabajar hasta 18 horas diarias.

El ángel se acerco y rozó la piel de la mujer.¡Pero, la has hecho tan suave, señor! A lo que Dios contesto:

Ella es suave pero también la he hecho fuerte. No creerías a tus ojos al observar lo que ella es capaz de hacer y la gran tolerancia de la que esta dotada.

¿Puede pensar? Preguntó el ángel y Dios respondió:

Ella no solo puede pensar sino que también razonar y llegar a acuerdos y compromisos.

El ángel vio que algo corría por la mejilla de la mujer, acercó su mano a la cara de ella y dijo: ”Señor creo que tiene una fuga de líquidos”

Ya te he dicho que la he creado con funciones múltiples. Eso no es pérdida de líquidos, es una lágrima.

¿Y eso para que sirve? insistió el ángel. Y Dios le dijo:

Las lágrimas son una forma de expresar su amor, cuando tiene pena, su dulzura, su soledad, su sufrimiento y su afecto.

Esto acabo de impresionar al ángel que exclamó. ¡Señor tu has pensado en todo, eres un genio. La mujer es una verdadera e increíble maravilla sobre todo lo creado por ti!.

Si así es, ella es fantástica; dijo Dios.

La mujer tiene fuerzas que sorprenderán y sobrepasaran al hombre.

Ella soporta las catástrofes, es capaz de llevar pesadas cargas pero, también…

Es capaz de ser feliz, mostrar amor y sentimientos.
Ríe cuando quiere gritar
Canta cuando quiere llorar
Llora cuando es feliz
Sonríe cuando esta nerviosa
Lucha por lo que cree
Se opone a las injusticias
No acepta un “no” de buenas a primeras si es que no hay una mejor solución.
Da todo de si misma para que los suyos estén mejor
Acompaña a las amigas al medico aunque tengan temor a los hospitales
Ama sin reservas ni condiciones
Llora cuando los hijos abren lo ojos y es feliz cuando los amigos tienen éxito
Se pone contenta cuando escucha de bodas y nacimientos
Su corazón se despedaza cuando una amiga se va
Sufre con la partida de un buen amigo
Saca fuerzas de flaqueza cuando las energías se agotan
Sabe que un beso o un abrazo es buen remedio para un corazón partido

¡Pero… hay algo que no he podido solucionar! Exclamó Dios:

¡La mujer olvida con demasiada facilidad lo mucho que vale!

(!Palabra divina!)

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida