Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

Corazón de Madre

Madre querida.
nueve meses en tu vientre me has tenido
con tus suaves caricias
tu me has querido.
Me enseñaste lo bueno y lo malo
yo aprendizaje de ti he heredado.
Con tus palabras de armonía
a la vida me enfrentases sin cobardía.
Día tras día me mostraste tu alegría
yo hoy te digo gracias por esta vida.
Por todo lo que supiste ofrecerme
te explico que no me olvido todo lo que tu me has dado.
En los sueños de la vida tu me has amado
y yo contigo todo he compartido.
Miedo contigo no he tenido
porque la vida junto a ti he recorrido.
Porque a tus hijos nunca has descuidado.
Hoy te entrego mi vida.
A ti corazón de madre.




Autor: Anabel Kauffman

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida