Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

HOY APRENDI

Hoy necesito hablar contigo,
sé que algunas veces me he perdido,
en las cosas de rutina que hacen en mi
olvidar cosas, divinas que me distes
y que a veces no he visto.

En el transcurso de estos dias,
he vuelto a vivir cosas que me afligen,
que oprimen mi corazon y que no queria
cosas que sólo tu haz logrado que olvide,
que perdone y vuelva a creer en mi misma.

Pero hoy vengo a hablarte de mis cosas,
de las que en este tiempo no te he dicho nada,
porque hay veces que amanezco desganada,
asqueada del mundo y del falso amor
la forma en que he vivido, sientiendome enamorada.

Ayúdame por favor a encontrar la fe perdida,
a volver a ser sensible al dolor ajeno,
volver a valorar la mas tierna sonrisa,
y a volver a sentir la tibieza de un beso.

Hoy quiero brindarte una oracion en silencio,
darte las gracias por este tiempo compartido,
por darme esa fortaleza de levantarme siempre,
cuando en momentos amargos, he caído.

Ayúdame a perdonar a quien me ha herido,
a pedir perdón a quien he insultado sin motivo,
a volver a vivir ilusiones ya perdidas
y aprender a compartir mis sentimientos y mi vida.

No se que haria sin ti, no lo sabría,
moriría lentamente de desesperanzas vividas,
no tendria esa luz divina que me alivia,
esa paz que tu me das, y que en nadie mas hallaría.

Por eso hoy necesito volver a tu buen camino,
prometo no volver a alejarme de ti nunca,
de volver a confesarte mis penas y alegrias
y brindarte una oracion de amor todos los dias.

Gracias por estar conmigo siempre,
por hacerme encontrar de nuevo el buen camino,
porque hoy aprendi, que no hay amor más puro
cincero y eterno, que el que tú me brindas

Hoy aprendí a valorar tu infinito amor hacia mí,
Bendito seas Dios, por ser mi amigo...

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida