Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

¿QUE TE PREGUNTARA DIOS CUANDO TU VIDA TERMINE?





Dios no te preguntará que clase de auto conduces,

Pero preguntará a cuantos llevaste a casa porque no tenían transporte

Dios no te preguntará cuanto tiempo pasaste trabajando,

Pero preguntará si trabajaste tiempo extra para tu familia y personas queridas.

Dios no preguntará sobre la ropa bonita que tienes en tu closet

Pero preguntará a cuantos necesitados ayudaste con esa ropa

Dios no preguntará cuantas pertenencias tienes,

Pero preguntará si ellas dictaron el rumbo de tu vida.

Dios no preguntará cual fue tu salario más alto

Pero preguntará si estuviste comprometido para obtener ese salario

Dios no preguntará cuantos asensos tuviste,

Pero preguntará como promoviste a otros para que los obtuvieran

Dios no preguntará el puesto que tuviste

Pero si preguntará si hiciste el trabajo con lo mejor de tus habilidades.

Dios no preguntará que hiciste por ayudarte a ti mismo

Pero preguntará que hiciste para ayudar a otros.

Dios no preguntará cuantos amigos tienes,

Pero si preguntará para cuantas personas tu fuiste un verdadero amigo.

Dios no preguntará que hiciste para proteger tus derechos

Pero preguntará que hiciste para proteger lo derechos de otros

Dios no preguntará en que vecindario viviste,

Pero preguntará como trataste a tus vecinos

Dios no preguntará por el color de tu piel,

Pero preguntará por tu forma de ser y tu carácter

Dios no preguntará cuantas veces diste tu palabra,

Pero preguntará cuantas veces no cumpliste con ella.

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida