Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

Dulzura y Fuerza.!

Photobucket
La mujer necesita equilibrar su dulzura con su fuerza. En la India, las estatuas de las diosas tienen una característica importante: en su cara, una dulce sonrisa acompañada de ojos serenos; en las manos, aterradoras armas de guerra. La simbología por detrás de eso es que debemos ser fuertes en la vida. La fragilidad es una debilidad, así que debe haber fuerza y poder, pero mantener la serenidad, el amor y la dulzura. La verdadera guerra no es realmente con el mundo externo, sino con nuestros propios problemas.

Desconozco su Autor.

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida