Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

Un día en colores

Un día puede ser un momento más.

Un día puede tener el color que diga tu corazón; nublado, lleno de vida, azul como las ilusiones, rosa como los sueños…

Pero un día siempre será un instante, si todos los días de tu vida son iguales al final de tu vida.

En ese parpadeo de un segundo, te habrá parecido que has vivido un solo día de tu vida.

Haz de cada día un instante único, quizás sólo lo consigas con una mirada, con una sonrisa, con un pensamiento…pero intenta que cada día sea una foto única en el paseo de tu vida.

Si en algún momento de esa vida, he pasado por allí, me conformo 
con haberte proporcionado esa sonrisa, ese pensamiento, ese brillar de tus ojos.

Autor desconocido

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida