Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

Un cuento para reflexionar

Un grupo de ranas viajaban por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un pozo profundo. Todas las demás ranas se reunieron alrededor del pozo. Cuando vieron lo profundo que era, les dijeron a las dos ranas que habían caído:

- Ya os podéis dar por muertas –

Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y con todas sus fuerzas intentaban saltar hacia fuera. Mientras las otras seguías insistiendo en que sus esfuerzos serían inútiles.

Finalmente una de las ranas hizo caso de los comentarios de sus amigas y se rindió. Al poco rato se desplomó y cayó muerta.

La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible. Una vez más la multitud de ranas le gritaban y le hacían señas para que dejara de saltar, y de una vez por todas terminara con su sufrimiento ya que no tenía lógica alguna el seguir luchando.

Pero la rana saltó cada vez con más fuerza hasta que finalmente logró salir del pozo. Cuando salió, las otras ranas le dijeron:

“Que alegría sentimos de que por fin hayas logrado salir, a pesar de lo que nosotras te estábamos diciendo”.

La rana les explicó que era sorda, y que pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más para salir del hoyo.

MORALEJA
1. La palabra tienen poder de vida y muerte. Una palabra de aliento dedicada a alguien que se siente desanimado, puede ser la clave para su estado de ánimo.

2. Una palabra destructiva dicha a alguien que se encuentra en baja forma, puede hundirle para siempre.

3. Una persona especial es la que siempre tiene tiempo para animar a los demás

En los Estados Unidos, en el edificio de la NASA, hay un póster muy bonito de una abeja en el que está escrito:

“Aerodinámicamente el cuerpo de una abeja no está hecho para volar, lo bueno es que la abeja no lo sabe”.

fuente

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida