Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

La batalla.

Photobucket

Hace años, un indio Cherokee de avanzada edad le contó a su nieto sobre una batalla que se lleva...

Hace años, un indio Cherokee de avanzada edad le contó a
su nieto sobre una batalla que se lleva a cabo dentro de la
mente de las personas.

El le dijo - "Mi nieto, la batalla es entre dos lobos que están
dentro de todos nosotros.

Un lobo es malo. Representa el enojo, la envidia, los celos, la
ambición desmedida, la arrogancia, la culpabilidad, el
resentimiento, la inferioridad, la mentira, el falso orgullo, la
superioridad y el ego.

El otro lobo es bueno. Representa la alegría, la paz, el amor,
la serenidad, la humildad, la benevolencia, la empatía, la
generosidad, la verdad y la compasión.

El nieto pensó sobre las palabras de su abuelo, y le preguntó…

- Abuelo, ¿cuál de los dos lobos gana la batalla?

El abuelo lo miró fijamente y le contestó: El lobo al cual tú
alimentes.

Todos debemos hacer un esfuerzo para alimentar al lobo
bueno. Aquéllos que así lo hagan vivirán vidas mucho más
felices. Los que alimenten al lobo malo no sólo serán más
infelices sino que algún día, tarde o temprano, ese lobo malo
les hará pagar las consecuencias.

( por Oscar C. Zamarripa

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida