Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

¿TIENE DIOS UN MENSAJE ESPECIAL PARA NUESTROS DÍAS?

Sí, Dios tiene un mensaje especial para los cristianos de los últimos días. Es el mensaje triple que se encuentra en Apocalipsis 14:6-16.


a) El mensaje del primer ángel:
"Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas". -- Apocalipsis 14:6-7.







Aunque la Escritura presenta tres mensajes simbolizados por tres ángeles, en realidad es el pueblo de Dios el mensajero para proclamarlos. No se trata de un nuevo evangelio, sino del "evangelio eterno" a todo el mundo: "a toda nación, tribu, lengua y pueblo" . El evangelio eterno de Jesús es el mismo mensaje de salvación que el pueblo de Dios del Antiguo Testamento aceptó "por fe" (Hebreos 3:16-19: 4:2; 11:1-40); contiene las mismas enseñanzas que el mismo Jesús proclamara; es el mismo evangelio que los discípulos predicaron para conquistar el mundo para Cristo y el que durante los siglos de la era cristiana mantuvo en alto la esperanza de salvación en quienes lo aceptaron.


El sencillo pero salvador evangelio de Jesús casi desapareció de la iglesia por más de mil años durante la Edad Media, pero la Reforma lo revivió y el pueblo de Dios lo predica hoy en todo el mundo. El primer ángel proclama este mismo mensaje evangélico, pero es dado en un nuevo marco --un marco mundial-- para las personas que viven en estos últimos días, previos a la segunda venida de Cristo.


A quienes aceptan este mensaje se les exhorta: "Temed a Dios, y dadle gloria [reflejad su carácter]". Los tales muestran al mundo el carácter amante de Dios, no sólo con sus palabras sino también con el testimonio de sus vidas, que revelan lo que Dios puede hacer mediante seres humanos llenos del Espíritu de Cristo.


Este mensaje nos exhorta a adorar "a aquel que hizo el cielo y la tierra" (Apocalipsis 14:7).


b) El mensaje del segundo ángel:
"Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación". -- Apocalipsis 14:8.


El segundo ángel nos advierte que "ha caído Babilonia, la gran ciudad". Apocalipsis 17 representa a la Babilonia espiritual --el cristianismo apóstata-- como una mujer inmoral (vers. 5). Ésta aparece en contraste con la mujer pura de Apocalipsis 12, quien representa a la iglesia cristiana. La mujer que representa a Babilonia es una mujer inmoral que "ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación". El vino de las doctrinas falsas ha impregnado estas formas adulteradas del cristianismo. El mensaje del segundo ángel llama al pueblo de Dios a resistir las falsas enseñanzas de un cristianismo apóstata que oscurece las verdades de la Palabra de Dios.


Babilonia representa una mezcla de muchas formas de cristianismo apóstata. Es peligrosa porque distorsiona la imagen de Dios en sus criaturas, haciéndolo ver como vengativo y demandante, o permisivo con el pecado. La iglesia verdadera presentará un cuadro balanceado de todos los atributos de Dios y mostrará cómo su justicia y su misericordia se combinan en la verdad de que Dios es amor.


Los que salen de Babilonia, rechazan las enseñanzas antibíblicas y siguen las enseñanzas de Cristo.


c) El mensaje del tercer ángel:
"Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira... No tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús". -- Apocalipsis 14:9-12.


El mensaje del tercer ángel divide a todo el mundo en dos grupos porque demanda una decisión. En un grupo se encuentran los cristianos apóstatas quienes "adora[n] a la bestia y a su imagen, y recibe[n] la marca en su frente o en su mano". En el otro están los que rechazan la autoridad de la bestia: son "los santos... que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús".


Notemos el contraste entre dichos grupos. Los que reciben la marca de la bestia son adoradores transigentes que siguen ideas y prácticas acomodaticias y de factura humana. Los "santos" se distinguen por su "paciencia", su obediencia "a los mandamientos de Dios" y porque "permanecen fieles a Jesús".


Después que este triple mensaje haya sido proclamado, Jesús volverá para "cosechar" a los salvados.


"Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda. Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura. Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada". -- Apocalipsis 14:14-16.

fuente

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida