Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

¡Aprovéchalo

PhotobucketSi sientes un gran vacío en tu corazón
y la tristeza se apodera de tu ser...

Si sientes que la vida sigue a tu alrededor
y tú no te das cuenta de lo que sucede...

Si sientes que nada tiene sentido,
y que las palabras salen sobrando...

Si sientes que la humanidad te ha fallado,
y ya no confías ni en tu sombra...

Si sientes que las estrellas han perdido su brillo
y el sol ya no alumbra como antes...

Si sientes que los días simplemente pasan
y que los minutos pasados ya no cuentan...


Si sientes que la alegría no existe,
y que no hay nada por hacer...


Encuéntrate en tu soledad y sumérgete en su misterio...

Encuéntrate en tu interior y saca de ti lo que te hace daño...

Encuéntrate en tu mar de heridas y transfórmalas en perdón...

Encuéntrate en tu propia mirada, en tu sonrisa, en tu corazón...


No quieras ver más allá de lo que realmente puedes alcanzar,
la vida es una escalera, se sube escalón a escalón,
tal vez puedas brincar algunos, pero no todos a la vez;
vive a tu propio ritmo y no al que los demás llevan...


Analízate y verás que tienes mucho por ofrecer.
Si alguien no te valora por lo que eres,
más adelante encontrarás a muchos que lo harán;
nunca mires atrás, sino para ver que otros están peor que tú...


Brinda de lo que tienes y no quieras hacer más de lo que soportas.
La vida es un torbellino que te arrastra si se lo permites.
Tienes que vencer muchos miedos y salir adelante con valentía,
pero, sin querer cruzar el río antes de haber llegado a su orilla...


Ofrécete amor primero a ti mismo,
para que puedas amar a los demás,
y si ya te amas lo suficiente,
y alguien no acepta el amor que le brindas,
sigue buscando, nunca te rindas, mira a tu alrededor; respira...
quizás tu corazón está en el lugar equivocado...
¡no es el momento apropiado...!


Siembra en tu corazón,
y verás cómo se esparce la semilla en los demás.
Sé amigo, aunque los demás no lo sean.
Sé tú mismo, no una imitación.
Vístete de sueños; hay quienes se dedican
a tronchar los sueños ajenos,
pero éstos te pertenecen,
y solamente tú, puedes hacer que se desvanezcan...


La desesperación, es el peor enemigo del alma;
nubla los sentidos,
te hace débil cuando debes estar más fuerte;
te complica en vez de aliviarte,
hace que pierdas tu paz,
tu tranquilidad, tu calma;
te sumerge en inmenso dolor;
muchas veces queremos lo que no nos conviene,
lo que sabemos que nos hace mal...


Mientras más paciencia desees tener,
más complicaciones tendrás.
Tenemos muchas pruebas que sobrepasar día a día...
en horas, en minutos;
cuando deseas hacer algo porque tienes prisa,
todo te sale al revés,
y es porque tus pensamientos corren
mientras tu cuerpo camina...
Todo tiene su tiempo...


Puedes hacer muchas cosas a la vez,
pero dale prioridad a una.
Siempre habrá tiempo para hacer lo que deseas,
porque el mismo está contado.
Nadie muere el día antes del que le toca
y harás sólo, lo que tengas que hacer...
porque en el libro de cada uno de nosotros,
las páginas están entintadas...


¡Revisa tu libro...!
El que has ido escribiendo a través de tu vida.
No intentes borrar nada de él.
Lo sucedido ha ido fortaleciéndote, moldeándote;
lo que en su momento fue negativo,
te ayudará a crecer como ser humano
y a levantarte con más ímpetu de las caídas...
Cada cicatriz te evitará caer de nuevo...


¡Encuéntrate a ti mism@...!
Mira tus valores.
Acéptalos como dones del espíritu.
La sabiduría nace de la meditación.


¡Todos tenemos un halo de misterio por descubrir...!


¡Descubre el tuyo!
Cada día es diferente aunque parezca igual.
Y lo irónico de todo,
es que, ese segundo de tu vida que perdiste o ganaste,
jamás se repetirá...
¡Aprovéchalo...!

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida