Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

madurez

Photobucket













La madurez de una persona,
no se demuestra con su edad,
tampoco tiene que ver con sus sueños
ni con lo irreal que desee ver las cosas...

No tiene que ver con su carácter,
ni en la forma de expresar las cosas,
hay soñadores que tienen sus pies
bien puestos en la tierra...

La madurez se demuestra,
en saber lidiar con las situaciones
que día a día se presentan
sin perder el juicio.

Es saber tomar decisiones sabias
en el momento indicado;
saber admitir cuando se comete un error
y corregirlo; evitando volver a caer...

Es vivir la vida con la alegría
de saber que algún día,
nos desprenderemos de este mundo,
y que lo único que quedará
será el recuerdo de lo que fuimos...

Hay jóvenes que poseen una madurez envidiable
porque su forma de ver la vida y los problemas,
les permite vivir felices;
sobreponiéndose a ellos,
y siguen luchando por alcanzar sus sueños...

Hay adultos que nunca alcanzan la madurez,
porque han desperdiciado su vida,
solamente quejándose
por lo que no pudieron lograr
o juzgando el comportamiento de los demás...

La madurez, como puedes ver,
no es cuestión de cuánto hayamos vivido,
sino de cómo lo hemos hecho
y el legado que dejamos a los demás!!!

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida