Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

CUAN AFORTUNADO


Tienes comida en el refrigerador, ropa para cubrirte, un techo sobre la cabeza y un sitio donde dormir... eres más rico que el 75% de las personas de este mundo.

Si tienes dinero en el banco, o en tu cartera y guardas cambio en un plato o vasija en alguna parte... estás entre el 8% de las personas con fortuna del mundo.

Si te levantaste esta mañana con más salud que enfermedad... eres más bendito que el millón de personas que no sobrevivirán esta semana.

Si nunca has experimentado el peligro de la batalla, la soledad del encierro, la agonía de la tortura o las convulsiones de la hambruna... estás por encima de 500 millones de personas en el mundo.

Si puedes ir a un templo sin miedo a persecución, arresto, tortura o muerte... tienes más bendiciones que 3000 millones de personas en el mundo.

Si tus padres aún viven y están casados... eres un ser muy extraño.

Si mantienes en alto tu cabeza con una sonrisa en tu rostro y eres agradecido... tienes la Bendición Divina porque la mayoría, pudiendo, no lo hace.

Si puedes sostener la mano de alguien, abrazarlo y hasta tocarlo en el hombro... eres afortunado porque puedes ofrecer sanación.

Si puedes leer esto, has recibido una bendición doble... porque eres más bendito que dos millones de personas que ni siquiera saben leer.

Que tengas un excelente día... cuenta tus bendiciones... y tu fortuna...



"Que mi recuerdo no envenene tus futuras alegrías,

pero no permitas que tus alegrías

destruyan mí recuerdo

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida