Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

Despiertame cuando esto termine

Mi orgullo me impide volver a sentirme triste, otra vez.

Porque soy fuerte, porque valgo mucho, más de lo que nadie imagina.

Porque a mí nadie más me podrá volver a hacer daño, no volveré a llorar por las noches,

no volveré a entregar mi vida, porque mi vida es sólo mía.

Nunca más me sentiré sola. No me volveré a acostumbrar al cariño de una persona, porque no le necesito.


Me haré querer, me haré respetar, haré que se le remueva la conciencia, para que siempre me diga la verdad.



No volveré a caer en ese pozo, no me lo puedo permitir otra vez, mi tiempo aquí es muy valioso e irrecuperable.

No me robarán otra vez la sonrisa. No me volveré a enamorar, porque ya aprendí que tarde o temprano duele.

No me volveré a sentir inferior que nadie, ni volveré a compararme. Soy como soy. Soy única.

No dejaré que la historia se repita. No pensaré en ti, no dependeré de ti.No escucharé lo que me digas, ni me creeré tus promesas. Soy invencible, tengo el corazón blindado, a prueba de traiciones y mentiras.



No sufriré, no me rodeare de tus recuerdos, no me lamentaré por ti, no te echaré de menos. No se reíran de mí, ni jugarán conmigo. No podrán conmigo. Seré feliz, porque me lo merezco, porque tengo autoestima.

No derramare ni una sola lágrima más, no me derrumbaré, no sentiré más dolor, no me invadirá la pena, ni sentire angustia. No me amargarás la vida. No me comeré la cabeza buscando la solución, ni me preguntaré porqué me dejas, no mereces la pena.

No me sentiré culpable de nuevo, la culpa es sólo tuya. No te pierdo yo a ti, me pierdes tú a mí, porque a mí no se me deja.

Ya no soy aquella ingenua e inocente niña, a esa la olvidé y la eché hace tiempo de mi vida, porque la odio, porque ya no soy tan débil, porque se luchar y no rendirme. Demostraré que he cambiado. No me dejaré llevar por los sentimientos. Soy fría. Soy de piedra.

No te esperaré, ya me cansé de quedarme sentada y confiar en el tiempo. Siempre me sentiré segura de mi misma. No cometeré otra vez los mismos errores. No entregaré todo a cambio de nada.

No volveré a preguntar por ti, ni te veré guapo, no soñare contigo, ni sentiré la necesidad de estar a tu lado, no te besaré, evitaré la tentación, jamás sabrás realmente si te quiero o símplemente te deseo. Ese será mi secreto.

No importa lo que digas o lo que hagas. Me repetiré una y otra vez que para mí no significas nada.



No me sentiré vacía, ni olvidada.

No volveré a dar pena a nadie, porque no dejaré que me vean hundida, ni abatida.No volveré a tener la mirada perdida. No volveré a alejarme de las personas que de verdad me quieren por seguirte a ti o emprender de nuevo la huida.

Ya no soy cobarde, ya no me rindo. Soy valiente. Encajaré todos tus golpes, no permitiré que me hieras.



Pero a pesar de todo, no me arrepentiré de haber compartido momentos especiales contigo. No te guardaré rencor. No seré yo quien te juzgue. No te demostraré jamás mi decepción o enfado. Seré indiferente, que quizás eso sea lo que más te duela. No dejaré que se rompa nuestra amistad, quiero conservarla y que sea duradera, un pacto para toda la vida.

Dejaré todo en manos del destino, y si alguna vez vuelvo a dudar, siento que mis fuerzas flaquean o que mi voz se quiebra, seguiré escribiendo para borrar de mi cualquier sentimiento


desconosido

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida