Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

Puedes llegar... VE POR TUS SUEÑOS



la historia la han hecho los soñadores, los grandes hombres de espíritu aventurero que han tratado de lograr lo imposible.

Un gran soñador fue colón, que quiso navegar por el océano, más allá del punto donde supuestamente los barcos caían por un gran abismo; lo hizo y descubrió para los europeos un nuevo mundo.

La búsqueda de sueños es el valor que puede hacer cambiar la vida de cada hombre, y de la humanidad, de la forma en que los hermanos Wright pasaron de tener un taller de bicicletas, a ser los primeros hombres en tocar el cielo, todo está en atreverse.

Pero hay que volvernos a hacer esta pregunta: ¿qué tan diferentes somos hoy con respecto a hace cien años? Evidentemente tenemos más comodidades, poseemos tecnología más moderna que facilita nuestra vida, nos comunicamos con mayor eficacia, viajamos más rápido y a más lugares, tenemos un mundo más pequeño, conocemos más cosas..., todo eso ha cambiado.

Pero por encima de todo esto, el ser humano ha sido siempre el mismo; los mismos temores y miedos, las mismas alegrías, las mismas inquietudes, los mismos sueños. Buscamos paz, tranquilidad, seguridad, comodidad, felicidad. Todo esto no ha cambiado.

La misma pregunta que hace 100 años: ¿vivimos hoy en el mejor de los mundos posibles?, en verdad, con todos los adelantos tecnológicos y el progreso que hemos alcanzado ¿es este mundo lo mejor que podemos lograr?

Hace unos pocos años, en 1997, la humanidad llegó a Marte, la tecnología es asombrosa, pero no debemos cometer el error de confiar ciegamente en el progreso tecnológico y olvidar que la base de todo es el ser humano.

A pesar de todos nuestros errores, tenemos hoy en día un gran mundo, y ante todo, grandes posibilidades, todo basado en nosotros, en el ser humano, todo ha sido posible y lo seguirá siendo, gracias a nosotros, al hombre que busca sueños para hacerlos realidad.

Hoy, como siempre, nos toca pensar en el futuro, quizás queden cosas por inventar, quizás no, tal vez sólo perfeccionar lo logrado, pero seguramente lo que si debemos hacer es procurar que todos estos logros y avances alcancen para toda la humanidad y no sólo para pocos, que el mejor mundo posible lo viva toda la humanidad.

Sólo hay una forma de que esto pase; todos debemos seguir soñando, y actuando para hacer realidad nuestros sueños, por que los grandes soñadores han hecho crecer este mundo. Todos debemos seguir volando, porque, como dijera Leonardo da Vinci, otro gran soñador: una vez que has volado, caminarás siempre con la mirada hacia el cielo, por que ahí has estado, y ahí anhelas regresar.

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida