Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

PLEGARIA SILENCIOSA

Photobucket
Le pedí fuerzas a Dios para poder llegar
más lejos, y me hizo débil para que
aprendiera humildemente la obediencia...

Le pedí salud para poder hacer grandes
cosas, y me hizo frágil para que hiciera
cosas mejores...

Le pedí riquezas para poder ser feliz, y me
dio la pobreza para que pudiera ser
sabio...


Le pedí poder para ser admirado por los
hombres, y me dio la debilidad, para que
pudiera sentir la necesidad de Dios...

Le pedí todas las cosas para gozar de la vida,
y me fue dada la vida para disfrutar de
todas las cosas...

No tengo nada de lo que pedí, pero sí todo lo
que esperaba. Casi a pesar de mí mismo,
mis silenciosas plegarias fueron escuchadas.

Simplemente... Gracias

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida