Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

CALZARSE LOS ZAPATOS DE OTRO

CALZARSE LOS ZAPATOS DE OTRO
"Si el zapato te sirve, póntelo; si te hace daño, puedes tirarlo".

Todos hemos oído alguna vez la expresión: "calzarse los zapatos de otros, que es como ponerse en su piel". Es una forma de decir que podemos entender los sentimientos de otras personas y ver las cosas desde su perspectiva.

Sin embargo, la expresión es algo curiosa, porque es muy poco probable que los zapatos de otro nos sirvan; es como si nos pusiéramos sus gafas, no veríamos nada.

El caso es que no podemos andar con zapatos ajenos sin hacernos heridas en los pies. Cada experiencia de la vida es única, porque está configurada por las especificaciones de cada alma.

Los ángeles preferirían que comprendiéramos a los demás permitiéndoles hacer su camino mientras les ofrecemos apoyo y espacio. Luego podemos acompañarlos llevando nuestros propios zapatos.

¡ACEPTEMOS EL MISTERIO DEL VIAJE INDIVIDUAL DE CADA ALMA!.

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida