Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

¿REALMENTE LE IMPORTA MI VIDA A DIOS?

Algunas mañanas, el mundo parece un paraíso. Usted se levanta, respira profundamente y ve cómo el dorado sol esparce su luz por los campos y los árboles. En ciertos momentos, la vida parece muy hermosa: el rostro querido de un amigo, una sublime pieza musical que complementa perfectamente el estado de ánimo, el inesperado afecto de un niño...


Pero otros días, el mundo parece horroroso. Al abrir el periódico, uno queda consternado: otra explosión terrorista que mutiló o dejó ciego a un niño, un asesino que mata a su décima víctima, otra guerra, un hambre más, otro terremoto, etc.


¿Qué significa esto? ¿Podemos comprender nuestro maravilloso pero terrible mundo? ¿Por qué existimos? ¿Le importa realmente mi vida a Dios, o no soy mas que un pequeño engranaje en la inmensa maquinaria cósmica?

1. DIOS CREÓ UN MUNDO PERFECTO


Dios es el Creador, el Arquitecto y Diseñador de todo lo que existe: desde las estrellas de descomunales dimensiones hasta las alas de una pequeña mariposa.


"Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca... Porque él dijo, y fue hecho; él mandó, y existió". -- Salmos 33:6-9. (A menos que se indique algo diferente, los textos bíblicos en esta Guía de Estudio son de la versión Reina-Valera revisada en 1960.)


Dios sólo habló y los elementos obedecieron su voz.

2. SEIS DÍAS PARA CREAR EL MUNDO


"Pues en seis días hizo Yahveh el cielo y la tierra, el mar y todo cuanto contienen, y el séptimo descansó; por eso bendijo Yahveh el día del sábado y lo hizo sagrado". -- Éxodo 20:11, Biblia de Jerusalén.


El eterno y todopoderoso Creador podría haber hecho el mundo en un momento "por el aliento de su boca". Pero decidió hacerlo en seis días --aunque hubiera sido suficiente para él seis minutos o solamente seis segundos. El primer capítulo de la Biblia describe lo que Dios creó cada día de esa primera semana.


¿Qué obra maestra creó Dios el sexto día?

SEMANA DE LA CREACIÓN

Día 1 - la luz; secuencia del día y la noche
Día 2 - la atmósfera terrestre
Día 3 - la tierra seca y la vegetación
Día 4 - el sol, la luna y las estrellas
Día 5 - las aves y los peces
Día 6 - el resto de los animales y el hombre
Día 7 - el sábado

"Y CREÓ DIOS EL HOMBRE A SU IMAGEN, a imagen de Dios lo creó; VARÓN Y HEMBRA LOS CREÓ". -- Génesis 1:27.


Dios creó individuos como él, que pudieran razonar, sentir y amar. Para el sexto día, el mundo estaba lleno de vegetación y animales, y entonces Dios presentó la obra maestra de su creación.

De acuerdo a Génesis 2:7, el Creador formó a Adán del polvo de la tierra, y cuando sopló en su nariz "aliento de vida... fue el hombre un "ser viviente". Dios llamó al primer hombre creado a su imagen Adán, que significa "hombre", y a la primera mujer llamó Eva, que significa "viviente". El amante Creador vio la necesidad de la compañía humana.


Adán y Eva reflejaban la imagen de Dios. El Todopoderoso podía haber programado seres como robots, que vagaran alegremente por el Jardín del Edén y le rindieran adoración. Pero él quería algo más: una relación personal. Los robots pueden sonreír, hablar, pero no pueden amar.
Dios nos creó a su "imagen", con la capacidad de pensar, recordar, decidir, comprender y amar. Adán y Eva eran la corona de la creación.

3. EL MAL ENTRA EN UN MUNDO PERFECTO

Adán y Eva tenían todo lo que necesitaban para ser felices: perfecta salud mental y física y vivían en un hermoso hogar (Génesis 1:28-31; 2:8). Disfrutaban de la compañía personal de Dios y ningún rastro de preocupación, o temor ensombrecía sus vidas.


Pero, ¿qué sucedió para que el mundo se transformara en un lugar de sufrimiento y tragedia? Los capítulos 2 y 3 de Génesis nos lo explican. He aquí un breve resumen:


Un tiempo después de que Dios creara el mundo, el diablo entró al Edén para tentar a Adán y Eva a desobedecer a su Hacedor. Pero Dios limitó su campo de acción e influencia a un árbol: el "árbol de la ciencia del bien y del mal" (Génesis 2:9). El Creador les aconsejó que no se acercaran a ese árbol y que no comieran de su fruto, pues si lo hacían, morirían (Génesis 3:3).


Un día, sin embargo, Eva se acercó al árbol prohibido, y el enemigo entró en acción. Le dijo que Dios había mentido, y que si comía del fruto de ese árbol no moriría, sino que adquiriría la sabiduría de Dios y conocería a fondo el bien y el mal. Hasta ese día Adán y Eva eran perfectos, pero permitieron que Satanás los engañara y probaron del fruto prohibido. Rompieron el vínculo de confianza y obediencia a Dios.


El Todopoderoso había hecho planes para que Adán y Eva fueran los mayordomos de la creación divina (Génesis 1:26); pero al elegir ellos obedecer a Satanás, perdieron su soberanía. Desde entonces, el enemigo reclama este mundo como suyo, y hace cuanto puede para esclavizarlo.
Muchas veces somos crueles y egoístas cuando hacemos lo que no deberíamos hacer. ¿Por qué? Porque hay un enemigo invisible, Satanás, que trabaja para que hagamos el mal.


El capítulo 3 de Génesis relata que el pecado hizo que Adán y Eva sintieran miedo y se escondieran de su Creador. El pecado afectó negativamente toda la creación. Aparecieron las espinas entre las flores. La tierra comenzó a sufrir sequía y el trabajo llegó a ser una carga pesada. La enfermedad, el odio y la envidia aumentaron las miserias humanas. Pero lo más terrible de todo, es que sobrevino la muerte.

4. ¿QUIEN ES EL ENEMIGO QUE INFECTÓ NUESTRO MUNDO CON EL PECADO?


La Biblia enseña claramente que hay un enemigo real y personal. ¿Qué descripción nos da de él?


"Él (el diablo) ha sido HOMICIDA DESDE EL PRINCIPIO, ...porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso y PADRE DE MENTIRA" -- S. Juan 8:44.


De acuerdo a Jesús, el diablo es el autor del pecado en el universo; es asesino y mentiroso.


El filósofo inglés Thomas Carlyle llevó a Ralph Waldo Emerson por algunas de las peores calles de Londres. Mientras caminaban silenciosamente observando la miseria y el mal, Carlyle preguntó a Emerson: "¿Cree usted ahora en el diablo?" Este paseo lo podemos hacer en la actualidad por cualquier gran ciudad y preguntarnos lo mismo.

5. ¿CREÓ DIOS EL MAL?


No, un buen Dios nunca hubiera creado el mal. La Biblia describe que el diablo, juntamente con los ángeles engañados, perdieron su lugar en el cielo. ¿Cómo?


"Después hubo una gran BATALLA EN EL CIELO: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban EL DRAGÓN Y SUS ÁNGELES. Pero no prevalecieron, NI SE HALLÓ YA LUGAR PARA ELLOS EN EL CIELO. Y fue lanzado fuera el dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él". -- Apocalipsis 12:7-9.


Pero, ¿de dónde vino el mal? ¿Cómo apareció primero en el cielo?


"Tú, QUERUBÍN GRANDE, PROTECTOR, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. PERFECTO ERAS EN TODOS TUS CAMINOS desde el día QUE FUISTE CREADO, hasta que se halló en ti maldad". -- Ezequiel 28:14-15.


Dios creó un ángel perfecto, el líder de los ángeles del cielo, que habita-ba cerca del trono de Dios. Pero poco a poco se transformó en Satanás. En él "se halló... maldad". Expulsado del cielo y fingiendo ser amigo e Adán y Eva, se convirtió en su peor enemigo.

6. ¿POR QUÉ LUCIFER, ESTE QUERUBÍN GRANDE, PECÓ?


Si Dios creó a Lucifer como un ángel perfecto, ¿cómo llegó a ser pecador?


"¡CÓMO CAÍSTE DEL CIELO, oh Lucero, hijo de la mañana! CORTADO FUISTE POR TIERRA... Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono... Y SERÉ SEMEJANTE AL ALTÍSIMO". -- Isaías 14:12-14.


El ser que se convirtió en Satanás originalmente se llamaba Lucifer, que significa "estrella de la mañana". Pero en el corazón de ese ángel comenzó a nacer la ambición, la vanidad y el orgullo: semilla que se convirtió en una obsesión por usurpar el lugar de Dios. Ocupaba una elevada posición en el cielo, pero codiciaba más.


Lucifer tuvo que haber trabajado mucho para convencer a otros ángeles de que él tenía un mejor plan, que Dios les ocultaba algo y que la ley divina era demasiado estricta. Se esforzó por presentar a Dios como un déspota. Difamó el nombre de Aquél cuyo carácter se define como "amor". ¿Cómo se resolvió ese conflicto?


"Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra". -- Ezequiel 28:17.


Cuando el corazón de Lucifer se llenó de orgullo y se rebeló, Dios lo echó del cielo, porque el orgullo y el egoísmo, la raíz de todo pecado, no pueden estar en la presencia de Dios. La envidia transformó al jefe de los ángeles en diablo, o Satanás. Y Dios, para mantener la paz y la armonía, lo expulsó del cielo juntamente con una tercera parte de los ángeles que se unieron en la rebelión (Apocalipsis 12:7-9).

7. ¿QUIÉN ES EL RESPONSABLE DEL PECADO?


¿Por qué no creó Dios seres incapaces de pecar? Si lo hubiera hecho, no existiría el problema del pecado en el mundo. Pero el Creador quería que el hombre tuviera compañerismo con él, por eso lo hizo a su "imagen". Eso significa un ser libre y responsable, que lo ame o lo rechace, de acuerdo a la decisión que haga.


"Escogeos hoy a quién sirváis". -- Josué 24:15.


Dios dio a los ángeles y a los hombres la capacidad y libertad de escoger. Él desafía a los seres que creó a que escojan correctamente, pues su capacidad de razonar les dirá que el mejor camino es el de Dios.


Sólo los seres con capacidad de razonar y escoger pueden experimentar el verdadero amor. Dios quiso crear individuos que pudieran entender y apreciar su carácter, que respondieran libremente con amor, y que se amaran unos a otros. Dios quiso tanto compartir su amor que estuvo dispuesto a correr el enorme riesgo de crear gente con la capacidad de escoger, incluso el mal. Y Satanás fue el primer ser que hizo esa terrible elección. La tragedia del pecado comenzó con él (1 S. Juan 3:8).

8. LA CRUZ HIZO POSIBLE LA DESTRUCCIÓN DEL PECADO


Pero, ¿por qué Dios no destruyó a Satanás antes de que el pecado se esparciera? Recordemos que el diablo había desafiado la imparcialidad del gobierno de Dios; había mentido en cuanto a Dios. Si Dios lo hubiera destruido inmediatamente, los ángeles le habrían servido por temor y no por amor. Esto hubiera anulado el plan que Dios tenía de crear seres con la capacidad de escoger.


Este planeta es un campo de prueba donde contrasta el carácter de Dios con la naturaleza de Satanás. ¿Quién tiene razón? Satanás fue tan sutil que pasaría mucho tiempo antes de que todos pudieran comprender cuán desastroso es seguirlo. Pero finalmente se verá que "la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro" (Romanos 6:23).


Entonces, todo ser en el universo exclamará:


"Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos... por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado". -- Apocalipsis 15:3-4.

Después que todos comprendan la naturaleza moral del pecado y la naturaleza destructiva de la filosofía de Satanás, Dios destruirá a Satanás y el pecado, y a los que tenazmente se unen a él y se oponen a la gracia divina.


Dios anhela resolver el problema del pecado y el sufrimiento tanto como nosotros. Él ha prometido destruirlo para siempre, purificando los cielos y la tierra con fuego (2 S. Pedro 3:10, 13). Después, el pecado nunca más infectará el universo. Los trágicos resultados del pecado serán tan evidentes, que la desobediencia será repugnante por toda la eternidad.


¿Qué hará posible la destrucción final del pecado y Satanás?


"Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él (Cristo) también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre". -- Hebreos 2:14-15.


En la cruz, todo el universo vio a Satanás tal cual era: engañador, mentiroso, asesino. Allí reveló su verdadero carácter cuando impulsó a los hombres a matar al Hijo de Dios. Los habitantes de todo el universo vieron cuán insensible y cruel es el pecado. La cruz desenmascaró los verdaderos motivos de Satanás y cuando Dios destruya al maligno y a todos los que persisten en el pecado, reconocerán que Dios es justo.


La muerte de Jesús en la cruz expuso el intento de Satanás delante de todos los seres creados (S. Juan 12:31-32). También reveló a Cristo como es: el Salvador del mundo. Allí se estableció, más allá de toda duda, que el poder del amor fue lo que motivó a Dios en todo su trato con Satanás, con el pecado y con los pecadores.


La sublime demostración del incondicional amor de Dios demostrado en la cruz, contrarrestó las artimañas de Satanás. La batalla había sido sobre quién gobernaría el universo: Cristo o Satanás. La cruz lo resolvió para siempre: ¡Cristo reinará sobre todo!


¿Ha pensado usted en una relación con el Salvador que murió para revelar su incomparable e inmutable amor? Qué siente usted por Aquél que vino a nuestro mundo como un ser humano y murió en su lugar para salvarlo de las consecuencias del pecado? ¿Inclinará su cabeza y le dará gracias a Jesús, y luego le pedirá que venga y tome posesión de su vida?



fuente

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida