Aunque sientas el cansancio; aunque el triunfo te abandone; aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; aunque el dolor queme los ojos; aunque ignoren tus esfuerzos; aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; ¡VUELVE A EMPEZAR!

Ángel especial

Hola mamá, hoy he llegado al mundo de la mano de Dios, porque soy un ángel enviado por él, para ser un niño toda mi vida.

Eres linda mamá, como te percibí antes de nacer, cuando soñabas tenerme entre tus brazos, acariciarme y tu voz suave me cantaba.

Te doy las gracias y te pido perdón.

Gracias por ser mi mamá y perdón por no ser el niño que tú esperabas. Pero yo soy así, soy un niño especial y te enseñaré a amarme, como yo ya te amo.

Seré tu niño y te cantaré, si quieres escucharme.

Seré tu niño y caminaré a tu lado, si me dejas acompañarte.

Ven mamá, toma mi mano, enséñame el camino de la vida, no tengas miedo estaré siempre a tu lado.

Ámame, yo ya te amo mamá, muéstrame el sol, el mar y la luna.

Seré para ti el sol y calentaré tus días, seré para ti la luna y entraré cada noche por tu ventana.

Quizás soñaste que tu niño algún día sería un arquitecto, un médico o un bombero, pero ya vez seré un niño siempre, estaré a tu lado buscando tu mirada, tu calor, tu amor mamá.

Tus manos suaves acariciaron mi pequeño cuerpo, tus labios besaron mi rostro de ojitos pequeños.

Ahora siento tu calor y tu amor, me miras con ternura y ya no me mojas con tu llanto.

He descubierto tu sonrisa, que linda y dulce eres mamá, no tengas miedo de amarme.

Soy tu niño especial y te amo

Follow by Email

Pensamientos y reflexiones,

Para reflexionar


Piensa en los que no tienen qué comer cuando rechaces tu comida